Si continuas navegando entenderemos que das tu consentimiento para utilizar cookies. Sabemos que preferirías las de chocolate que tenemos en la M-Store, pero estas también están muy bien porque te permitirán mejorar tu experiencia de usuario. ¡De acuerdo!
Si continuas navegando entenderemos que das tu consentimiento para utilizar cookies. Sabemos que preferirías las de chocolate que tenemos en la M-Store, pero estas también están muy bien porque te permitirán mejorar tu experiencia de usuario. ¡De acuerdo!
síguenos

La indignidad de nuestros padres

La moda y los años

Fer-se gran implica molts canvis i un d'ells és el canvi a l'hora de vestir. Ens resistim, però ho hem de fer.

El guionista i escriptor Enric Pardo en parla tot seguit. 

Imprimir cartel
0 ...

· La indignidad de nuestros padres ·

La moda nos obliga a vestir cosas ridículas. No hay nada más vergonzoso que una fotografía de nosotros mismos hace unos años para que nuestras pintas nos hagan ponernos rojos.

La vergüenza es un sentimiento infravalorado. Muy a menudo no hacemos ciertas cosas por miedo al qué dirán. Es un sentimiento verdaderamente cobarde, que nos ayuda a no hacer el ridículo, nos preserva dentro de un orden establecido y tiene el valor de conferirnos una seguridad que no está mal.

De vez en cuando, aparecen modas que nos ponen a prueba. No hay que remontarse hasta los tiempos de las hombreras y los cabellos cardados de la EGB para encontrar un ejemplo de moda fuera de toda lógica: ahora mismo, en pleno invierno, hay jóvenes que visten sus vaqueros y dejan absolutamente desnudos sus tobillos. Las perneras suben hasta dejar medio palmo de tobillo completamente al aire. Imagino que el valor estético de esta moda (espero que pasajera) sea el de dejar ver cuán delgado es el final de las piernas. Sin embargo, no puedo dejar de imaginar la sonrisa de los que diseñaron esta moda si vieran a estos jóvenes temblando de frío.

La juventud se parece a la moda en que, más pronto que tarde, pasa. Uno no quiere hacerse a la idea, pero empieza a darse cuenta tarde y mal que ya no es joven. Nos cuesta dejar de ir a comprar ropa a Pull and Bear, y un día nos miramos en el espejo de los vestuarios preguntándonos qué demonios hacemos allí en el momento que nos damos cuenta de que ésta ya no será nunca más nuestra talla.

Hay un intento desesperado en el hecho de no querer vestir como un adulto y prolongar la juventud en la forma de vestir. Es un intento desesperado para no convertirse en tu padre, como si esto fuera posible, como si las circunstancias de tu padre no pudieran ser nunca las tuyas. No queremos ser nuestros padres y, por tanto, no queremos vestir como ellos. Como si su vestimenta fuera indigna. Sólo hay una cosa más vergonzosa que observar las fotos de uno mismo, y es observar las fotos de tus padres cuando eran jóvenes. Hay en ellas una indignidad secreta, una traición íntima: ¿cómo es que fuisteis jóvenes, ridículos y guapos? Esto quiere decir que ¿me convertiré en lo que sois vosotros, yo también soy joven, ridículo y guapo? Uno no quiere hacerse mayor por lo que representa convertirse en su padre, y por tanto, empieza por no vestir de padre. Como si vistiendo de jóvenes fuéramos jóvenes para siempre. Y sin embargo, nunca veremos nuestros padres con los tobillos desnudos en pleno invierno. Ellos vienen de una época en que hacía frío.

 

· También te gustará ·

7 cosas que te harán rico.

Siguiendo estos hábitos y con un poco de suerte...

Nadie quiere ser pobre de la misma manera que nadie quiere morir. Parece que ser pobre sea una consecuencia de la vida, como si no llegar a fin de mes fuera, al fin y al cabo, como la muerte misma: algo contra lo que no se puede luchar. Más bien al contrario, parece que hay un patrón, un denominador común de cosas que hacen todos los ricos. Un estudio reciente ha logrado identificar estos 7 hábitos que los pobres desconocemos. El guionista y escritor Enric Pardo te los explica.

... leer más
...

Epidor, radicalmente Moritz

Bienvenido al mundo Epidor

Un cuerpo que te dejará con la boca abierta. Un color que te sacará los tuyos. Un sabor que te provocará sueños húmedos. Moritz Epidor es radicalmente Moritz

Cultura, gastronomía, deporte, relaciones, internet, libros, música... al fin y al cabo, lo que es la vida! En este espacio hablaremos de todo esto y mucho más a través de la tecla del guionista y escritor Enric Pardo.

¿Preparado para entrar en el universo Epidor?

... leer más
...

La mentira de Lance Amstrong

Ciclismo & Doping

En el documental "La mentira de Armstrong" de Alex Gibney se explica lo que ya intuíamos y que el mismo ex ciclista tejano confirmó en la entrevista con Oprah Winfrey: cuando ganó sus siete Tours de Francia, lo hizo completamente dopado.

 

... leer más
...

Rubén, María y el ghosting

Relaciones virtuales

Internet y las redes sociales han cambiado muchas cosas y las relaciones no son una excepción. Disfruta de esta historia de "ghosting" escrita por el guionista y escritor Enric Pardo!

... leer más
...