Si continuas navegando entenderemos que das tu consentimiento para utilizar cookies. Sabemos que preferirías las de chocolate que tenemos en la M-Store, pero estas también están muy bien porque te permitirán mejorar tu experiencia de usuario. ¡De acuerdo!
Si continuas navegando entenderemos que das tu consentimiento para utilizar cookies. Sabemos que preferirías las de chocolate que tenemos en la M-Store, pero estas también están muy bien porque te permitirán mejorar tu experiencia de usuario. ¡De acuerdo!
síguenos

Running para perezosos

Running, footing, jogging... al final todo es lo mismo, salir a correr!

Llámalo como quieras pero lo que queremos es que te pongas las mallas, las zapatillas y salgas a mover el culo. 

Te damos motivos para hacerlo, trucos, consejos y algunas ideas que quizás te animarán a levantarte del sofá...

Y recuerda que si te da mucha pereza, siempre puedes pensar en el Aigua de Moritz de la llegada. Nuestra 0,0 que te ayudará a recuperarte!

 

 

Imprimir cartel
0 ...

· ¡Tu puedes! ·

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años... la gente salía a la calle a hacer algo que llamaban jogging. Se trataba de una técnica ancestral y fuerza rudimentaria, consistente en una especie de “caminar rápido”, para entendernos. Se calzaban unas zapatillas deportivas, se vestían con colores llamativos y llevaban brazos y piernas hacia adelante y hacia atrás. Con cierto ritmo. ¡Tal y como lo lees! Seguramente en el Museo de Historia Natural de Nueva York debe haber algún diorama que lo representa.

 

Luego, muchos años después, una civilización mucho más avanzada apostó por el footing. En este caso, se trataba de una especie de caminar rápido, para entendernos. Se calzaban unas zapatillas deportivas, se vestían con colores llamativos y llevaban brazos y piernas hacia adelante y hacia atrás. Con cierto ritmo. 

 

Finalmente, las mujeres y los hombres del siglo XXI, el futuro de la especie humana y su sublimación, ha acabado llevando a cabo una especialidad conocida como running. Y no lo dirías nunca: se trata de una especie de caminar rápido, para entendernos. Se calzan unas zapatillas deportivas, se visten con colores llamativos y llevaban brazos y piernas hacia adelante y hacia atrás. Con cierto ritmo.

 

¿Moraleja de todo ello? Pues que nos dejemos de gilipolleces y salgamos a correr. ¿Por qué? Pues para poder comer. Para sudar. Para pensar. Para pasárnoslo bien. Para reír mientras nos explicamos las confidencias que nunca tenemos tiempo de confesar. O para seguir algún culito que te encuentras por estos mundos de Dios con mallas y que no está naaaada mal... Motivos nos sobran. Y, como diría Julio Iglesias, ¡lo sabes!

El plan es muy sencillo y no te debería dar muchos dolores de cabeza. Eso sí, deberás tomar algunas decisiones trascendentales que marcarán qué tipo de runner eres.

 

  • PRIMERA: ¿sola o acompañada? Si vas sola ya estás tardando en hacerte una buena playlist. ¡Básica! Algunas ideas: El mítico "Eye of The Tiger" de Rocky, el motivador "I've got soul but I'm not a soldier" de los The Killers o, incluso el "Song 2" de Blur para finales explosivos. Si prefieres ir acompañada, es necesario encontrar un amigo de aquellos con quien te entiendes sin palabras. Ya sabes. Los primeros días los jadeos quizás serán los únicos sonidos audibles que saldrán de tu boca.

 

  • SEGUNDA decisión: amigo o... ¿ligue? ¿Por qué no? Si antes se quedaba para ir al cine, para tomar un café o para estudiar (qué tiempos, eh?), Ahora el hecho de quedar para ir a correr también es válido. Ok, aceptamos que también conlleva ciertos riesgos evidentes, pero vaya, el mundo es para los valientes, ¿verdad? ¡Arriba! 

 

  • Piensa que si todo va bien la TERCERA y última decisión puede tener un after run (¡nos acabamos de inventar el concepto y ya somos fans!) divertido: el Aigua de Moritz que nos hemos ganado, ¿en tu casa o en la mía?

 

 

 

 

 

 

· También te gustará ·

¡Vamos a la playa!

¿Arena o rocas? Te damos dos opciones de cada!

Como bien sabréis, el mundo se divide en dos grandes tipos de personas. Los que prefieren las playas de arena fina y los que no. Esto es así. De hecho, ¿por qué demonios el DNI no incorpora esta información? O nuestro perfil de Facebook, como mínimo...

¿Te has parado alguna vez a pensar cuántas parejas se habrán roto a lo largo de los años porqué uno es de arena fina y el otro es más de roca? Disputas o malentendidos que se hubieran podido evitar si el primer día, después de preguntar "¿cómo te llamas?", el orden lógico del cosmos nos hubiera llevado a averiguar si esa persona es o no de arena fina.

¡Sé listo! Nosotros ya os hemos avisado. Por eso la ruta de playas que os proponemos ahora mismo la hemos dividido en dos grandes grupos: (puedes cantarlo a ritmo de Jurassic Park, así con rollo épico) "arena fina SÍ" - "arena fina NO".

 

... leer más
...

Bocadillo dulce de tahinomella con fruta salteada

Una merienda que te cargará las pilas

Porque de picnic también se merienda, nos hemos inventado un bocadillo dulce y sabroso que podrás llevarte a cualquier sitio (y que además lleva fruta, que como todo el mundo sabe neutraliza las calorías de cualquier cosa que la rodee).

El tahinomelo es una pasta a base de miel y tahini muy habitual en los desayunos griegos, a la que hemos decidido dar un toque de cacao amargo y rebautizar como ‘tahinomella’ en honor a cierto untable dulce y chocolatoso.

Si la vas a tomar en casa: No te pierdas el placer de añadirle a esta brutalidad un par de cucharadas de helado de vainilla. Brioche + fruta + menta + helado + miel = felicidad extrema.

 

... leer más
...

Esto no es un post de ioga

Quizás no aprenderás yoga, pero...

El diccionario dice que el yoga es una (poniendo voz de diccionario, rollo Òscar Dalmau) disciplina de origen hindú que tiene por objeto lograr el dominio del cuerpo y de la espíritu a través de unas prácticas ascéticas o simplemente físicas o psicofisiológicas.  

... leer más
...

Haz el guiri en Barcelona

Olvídate de los típicos sitios y descubre otra Barcelona!

Olvida el Park Güell. Olvida la Sagrada Família, la Pedrera y Santa María del Mar.

¡Ya fuiste con la escuela! 

Descubre otros espacios donde nunca habrías pensado que pudieras hacer turismo.

 

... leer más
...

Libros para saltar de la silla

Aviso: Estos libros pueden causar ganas de huir

Si eres capaz de leerte Into the wild de Jon Krakauer y no gritar "Alaaaaaskaaaaaaa!!!!!!!!!" es que quizás no tienes sangre en las venas. En serio, compruébalo.

Para los perezosos, está bien, aceptamos barco: hicieron la peli, el debut en la dirección del grandioso Sean Penn que aquí se tradujo como Hacia rutas salvajes. Es una historia real. La de un tipo que se cansó de vivir como lo hacemos todos. Y se fue. Pim-pam. Se colgó una mochila en la espalda y cruzó todo el estado de California, después Oregón y siguió hacia el norte, en Dakota del Sur primero y Alaska después.

 

... leer más
...

Pelis que te harán mover el culo

Después de verlas no te querrás quedar sentado

Como Jennifer Lawrence en Silver Linings Playbook. Por si vais despistados, aquí la tradujeron como El lado bueno de las cosas. Salir a correr todos los días. Eso es lo que hace Jennifer Lawrence en esta peli.

¿Cuántas veces lo hemos pensado? Y tan pocas que lo hemos hecho. Pero ¡que no reine el desánimo! De ninguna forma. Porque donde no llegue la realidad es que nos debe llevar la ficción. 

A continuación repasamos algunas pelis que te animarán a moverte!

... leer más
...

Sopa de aguacate

Sopa fría, caliente o a temperatura ambiente

Pocas sopas aguantan bien ser tomadas frías, calientes o a temperatura ambiente, y ésta de aguacate y calabacín es una de las honrosas excepciones.

Puedes hacerla más o menos espesa –las cantidades de la receta dan para una crema potentorra– dependiendo de si buscas algo fresco que te abra el apetito o directamente apañar una cena (en este caso puedes añadirle unos taquitos de salmón ahumado).

 

... leer más
...