poster

EL VELÓDROMO

Un espacio mítico en Barcelona donde antiguamente se reunían los intelectuales para jugar a cartas, comentar la actualidad, escribir o compartir experiencias. Desde Moritz hemos querido recuperar este espacio y mantener su espíritu original.

Para hacerlo hemos rehabilitado el mítico café literario de la calle Muntaner y hemos abierto las puertas de 6 de la mañana a 3 de la madrugada.

¿QUIERES SABER MÁS?

De esta manera encontrarás  propuestas gastronómicas a cualquier hora, puedes venir a leer el periódico mientras desayunas, a tomar el típico aperitivo, a degustar las propuestas de nuestro chef Jordi Vilà mientras comes, a merendar chocolate caliente, a cenar antes de jugar una partidita de billar o a tomar un cóctel antes de salir de fiesta.

Un espacio que te hace viajar en el tiempo y te lleva a la Barcelona de mediados de siglo sin renunciar a las comodidades de nuestros días.

Un espai que et fa viatjar en el temps i et porta a la Barcelona de mediados de siglo

AQUÍ TIENES ALGUNAS FOTOS!

CARTA:

¿CÓMO LLEGAR?

EL VELÓDROMO: Muntaner, 213 Tel: 934 30 60 22

HORARIOS: Abierto todos los días de 6 de la mañana a 3 de la madrugada.

TOUR VIRTUAL

LAS CARTAS DE EL VELÓDROMO, PIEZAS DE COLECCIONISTA

MUCHO MÁS QUE UNA CARTA, UNA REVISTA LITERÀRIA

Ya hace décadas que nos quedó claro que el Velódromo no era un bar cualquiera de Barcelona: los intelectuales lo cogieron como punto de encuentro para jugar a cartas, comentar la actualidad, escribir o compartir experiencias, igual que los vecinos del barrio, que son una parroquia muy fiel. Por eso, por su autenticidad, Moritz recuperó este espacio y mantener su espíritu original.
Y si el Velódromo ya es una joya por sí mismo, un descubrimiento en la calle de Muntaner, sus cartas lo hacen todavía más especial. ¿Cuántos bares conocéis donde los menús sean obras de arte?

MÁS DETALLES...

El escritor  Julià Guillamon y el diseñador Albert Planas son los creadores de estas cartas que varían cada mes. En un lado encontraréis la comida y la bebida que os llenará el estómago, al otro lado una doble página, una obra de arte que llena el espíritu y que es siempre una sorpresa. Muchos clientes se las llevan para coleccionarlas, ¡así que no dudéis en hacer lo mismo!
Cada carta os explicará una historia a través de pinturas, ilustraciones, fotografías y descubrimientos en Archivos y otras cajas secretas, casi siempre acompañadas por un texto explicativo y complementario. Las temáticas no os dejarán de sorprender: las diferentes baldosas de Barcelona, homenajes a artistas catalanes de todas las épocas  y disciplinas, revisiones del mundo de la moda, carátulas de discos, cromos de fútbol, recetas de dulces, setas,  peinados… Son tan especiales que incluso se merecieron una exposición en el Arts Santa Mònica.

TODAS LAS CARTAS

LA HISTORIA DE EL VELÓDROMO

EL ESPÍRITU Y LA HISTORIA DE UN CAFÉ LITERARIO DE MEDIADOS DE SIGLO.

¿Cuántas veces has oído aquello de que antes, en los pueblos, la gente salía a la calle a hablar al fresco? Ponían las sillas delante de casa y hacían la tertulia. Hablaban. Pensaban. En Barcelona todo esto se hacía en El Velódromo. Las sillas en el local del 213 de Muntaner, y el mundo cultural barcelonés charlando en uno de los clásicos de la ciudad.

¿QUIERES SABER MÁS?

Clásico por aroma, pero también por una arquitectura art decó que lo hacía único. Y así hemos querido que sea de nuevo desde Moritz. Porqué… Por si no lo sabías, El Velódromo forma parte del proyecto de recuperación del patrimonio arquitectónico de Barcelona que lleva a cabo Cerveses Moritz.

Vendría a ser aquello de “tradición y modernidad”, que algunos creen que es un simple copy ingenioso pero para nosotros forma parte del ADN de la marca. El local se adquirió cuando el antiguo propietario lo puso a la venta al jubilarse. Y desde el principio la intención era recuperar su aspecto original con el característico art decó.  

En la hoja de ruta también estaba la intención de volverlo a convertir en punto de encuentro del mundo cultural barcelonés, como ya lo fue en el pasado, y por eso se ha apostado fuerte por una oferta de restauración y actividades culturales y artísticas diferenciadoras.

Todo lo que pasa en El Velódromo tiene un aroma especial. Y nos hace mucha ilusión que Barcelona haya recuperado des del 2009 una parte importante de su historia. De cuando todavía no había wifi. Y en los bares la gente se sentaba y hablaba.

(NOTA: tranquilos que sí, que tenemos wifi!) Tradición y modernidad, tradición y modernidad, tradición y modernidad…).

¿CÓMO ERA EL VELÓDROMO HACE UNOS AÑOS?

LA COCINA DE EL VELÓDROMO

UN RESUMEN DE LOS PLATOS MÁS EMBLEMÁTICOS DE EL VELÓDROMO BY JORDI VILÀ.

¡Ese suelo de mármol! ¡Esa mesa de billar infinita! ¡Esa escalera que lleva hacia el altillo con más solera de la ciudad! Sin duda El Velódromo tiene un encanto especial, y su propuesta gastronómica tenía que ir en sintonía con su imagen, su historia y su aroma.

¿QUIERES SABER MÁS?

Todo esto lleva a nuestro chef Jordi Vilà (sí, el señor que tiene una estrella Michelin por el restaurante Alkímia) a hacer una apuesta decicida por la cocina catalana, dando una especial importancia al producto. Producto de calidad.

Ahora cerrad los ojos e imaginad un sitio en Barcelona donde, desde las 6 de la mañana y hasta las 3 de la madrugada, puedas comerte un "fricandó" con setas, un arroz o un pollo de “pagès” asado (nota mental: si no habéis escuchado hablar nunca antes de estos tres platos ya tardáis en correr hacia allí).

En El Velódromo, además, Jordi Vilà también ha ido un paso más allà. Y ha creado platós tan cerveceros como la tapa del “siscentó” a la Moritz (con berenjena, tomate y mozzarella) o el “siscentó” Epidor (con berenjena y brandada de bacalao). Si todavía os queda un huequito, postres como “El gran baba al ron de caña”, las peras Bella Helena o la tradicional crema catalana deberían poner remedio.

Para poner punto y final como toca a un festín de esta magnitud os explicamos uno de los secretos mejor guardados de la ciudad: el “21 horas Non Stop Cocktails”. Cocktails con tarifa plana que se ajustan a cada franja horaria. De esta forma por la mañana nos podemos despertar con un “Good Morning” a base de café caliente o frío, un cocktail de resaca que contempla 5 variedades de Bloody Mary, o los cocktails con birra como por ejemplo el Kir Republicano by Moritz.

LOS PLATOS DE EL VELÓDROMO

Aquí puedes ver algunos de los platos que encontrarás en la carta del Velódromo

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

fabrica_moritz

FÀBRICA MORITZ BARCELONA