LA CARTA DE LA CERVECERÍA

IMPORTANTE: SI ES HORA DE COMER, MERENDAR O CENAR, NO SIGAS LEYENDO…

Platillos, bocadillos, ensaladas, fritos, una fusión de cocina alsaciana y catalana a través de la propuesta de nuestro director gastronómico, Jordi Vilà.

¿QUIERES SABER MÁS?

El niño abría los ojos como naranjas. No se lo podía creer” Un pollo que tenía una lata de cerveza…Una lata de cerveza… Sí, ahí. Ahí abajo. En el culo. Y una pizza fina y cuadrada. Y una “escudella” como la de la abuela. Aquella habitación llena de gente vestida de negro y con gorro no paraba de moverse era lo más alucinante que había visto en su vida. Fue entonces, en aquel preciso instante, cuando decidió que de grande quería ser cocinero. De acuerdo, que esta es una historia ficticia. Pero podría haber pasado.

La localización, obviamente, la cocina de la Fàbrica Moritz Barcelona. Y es que pocos espacios gastronómicos de la ciudad ven desfilar por su carta más de 300 referencias. La nuestra la preparó el chef con estrella Michelin Jordi Vilà, que plantea una fusión entre los platos más emblemáticos de la cocina alsaciana y la catalana, sin dejar de lado algunos de los platos estrella de la cocina internacional.

¿Algunos ejemplos? ¿Seguro?    

El flammkuchen demuestra que la pizza no solo viene de Italia, sino también de Alsacia. Una masa muy fina y crujiente que tiene como ingredientes básicos la crème fraîche, la panceta y la cebolla. A partir de esta base en la cervecería de la Fàbrica Moritz Barcelona se presenta en diferentes versiones. Y todas son para chuparse los dedos!

La tartiflette, una especialidad alsaciana gratinada con crema de leche, bacon y queso Reblechon. Difícilmente podréis con los postres después.

La torta Moritz, un pan artesano relleno de tomate y gratinado con queso como la torta del Casar pero al estilo Moritz.

El roesti alsaciano, patata rallada, bacon y queso Munster.

Xucrut Garnier, la más clásica de las especialidades alsacianas con salsichas, codillo y chuletas de cerdo sobre una cama de col fermentada artesana. Un auténtico festival!

El picantó a la Moritz, una idea original de Food Cultura donde se mezclan el arte y la gastronomía. Como explica la leyenda, un pollo que tenía una lata de cerveza…una lata de cerveza… Sí, ahí. Ahí abajo. En el culo. 

 

SE NOS HACE LA BOCA AGUA

CARTA:

DÓNDE PUEDO DEGUSTAR ESTAS DELICIAS?

FÀBRICA MORITZ BARCELONA Ronda Sant Antoni, 41

HORARIOS: Abierto todos los días de 7:30 de la mañana a 3 de la madrugada

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

cerveceria

CERVECERIA

El velódromo

EL VELÓDROMO